DORMIR CON CALOR

Dormir con calor es uno de los inconvenientes del verano. Con la llegada del calor a veces el sueño se hace imposible.

La subida de temperaturas en verano nos provoca más ansiedad, además de problemas de sueño. La temperatura externa que el cuerpo necesita para dormir bien es de aproximadamente 21 grados y con más calor se produce una hiperactivación del metabolismo para adaptarse y una activación cerebral que da lugar al citado incremento de los trastornos del sueño y la ansiedad.

El aumento de las temperaturas provoca en todo individuo un esfuerzo corporal para tratar de mantener la temperatura interior acorde con la exterior. Según el vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), José Antonio López Rodríguez, esto puede tener “consecuencias cerebrales” que deriven en un aumento de la ansiedad y en problemas para conciliar el sueño. “Ambos trastornos, ansiedad y falta de sueño, se complementan y se potencian el uno al otro, dando lugar a una espiral que es necesario frenar a tiempo para evitar posibles crisis”, ha asegurado.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2189863/0/calor-verano/subida-temperaturas/ansiedad-sueno/#xtor=AD-15&xts=467263

Es importante tener en cuenta algunas de las recomendaciones que pueden evitar el insomnio durante este período de más calor. Aquí os dejamos 4 consejos básicos para poder dormir con calor. Si el problema para dormir persiste recomendamos visitar a un especialista.

Aquí las tenéis:

  1. Mantén la temperatura de la habitación alrededor de los 22-23 grados
  2. La renovación del aire es importante. Aconsejamos que el aire acondicionado esté fuera de la habitación, y recomendamos el uso del ventilador dentro de la habitación.
  3. Mantener la habitación en silencio, si hemos abierto las ventanas para que corra el aire es aconsejable el uso de tapones para evitar que el ruido nos despierte.
  4. Evitar la luz, si hemos abierto ventanas para el calor, es importante usar un antifaz para que la luz exterior no nos despierte.

También te sugerimos ver nuestro vídeo aquí.

 

SEIS PREGUNTAS SOBRE LOS SOMNÍFEROS

SEIS PREGUNTAS SOBRE LOS SOMNÍFEROS

Participación del Dr. Francisco Javier Segarra en un artículo sobre los somníferos.

El sueño, desde siempre, ha sido una parte importante de nuestra existencia. No obstante, lo integramos en nuestro día a día sin concederle demasiada importancia. Sólo es una faceta más de “vivir”. Tras unas horas despiertos, nos invade una sensación peculiar; se nos cierran los ojos; el cuerpo pierde fuerza y, simplemente, nos dormimos. Al cabo de unas horas, nuestros párpados se abren de nuevo y empieza el día; todo tan sencillo (aparentemente), todo tan rutinario y todo tan misterioso.

Cuando sufrimos insomnio, uno de los trastornos del sueño más frecuentes en nuestros días y que afecta al 30% de la población, tenemos la tentación de tomar un fármaco para ayudar a conciliar el sueño. Lo que habitualmente llamamos somníferos.

Os recomendamos la lectura de este artículo , publicado en Elespanol.com que responde a seis de las dudas sobre los somníferos con la participación de uno de nuestros especialistas en sueño, el Dr. Francisco Javier Segarra.

 

 

ESTUDIO SHASTU. Sueño y rendimiento escolar

ESTUDIO SHASTU. Sueño y rendimiento escolar

Se presentan los resultados del Estudio Shastu: sueño y rendimiento escolar

Recientemente se han presentado los resultados del estudio SHASTU (Sleep Habits in Student’s Performance), un estudio europeo sobre la influencia de los hábitos del sueño en el rendimiento escolar y el estado emocional del alumnado (con edades comprendidas entre los 3 y los 18 años) que desde hace dos años  dirige el pediatra del Hospital Quirón Valencia, el Doctor Gonzalo Pin.

Los objetivos del estudio Shastu desde su inicio han sido:

Conocer los hábitos del sueño en la población escolar, y como afecta estos hábitos al rendimiento escolar.

Introducir buenos hábitos de sueño y prácticas saludables en el curriculum escolar.

Promocionar la salud dentro del sueño, se obtiene mejoría del sueño y en el rendimiento escolar y evitar el absentismo.

Conocer si hay y en qué grado existe agresividad e hiperactividad en el aula.

Disminuir el porcentaje de fracaso y abandono escolar y reducir la agresividad en las aulas.

El estudio Shastu concluye que puede establecerse una relación directa entre una mejora del sueño tras la aplicación de rutinas saludables y su repercusión en un mejor resultado escolar.

Unas actividades sencillas como una entrada con música suave, clases iluminadas y ventiladas… y acciones tan sencillas como colocar a los alumnos que más se despistan al lado de la ventana han dado sus frutos.

Respecto a la adaptación de los horarios, también ha sido efectiva la colocación de asignaturas lúdicas que no requieran concentración a primera hora de la mañana, o eliminar los exámenes los lunes. Todo ello pequeños cambios que han sido muy provechosos en las aulas.

Otras medidas simples para las familias como ir andando al colegio, cenar en familia, leer antes de acostaste o no utilizar tecnología a partir de las 19.00 horas, son muy recomendables.

Para obtener más información sobre el estudio Shastu pueden consultar la web.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pide Visita Aquí