Somnolencia fisiológica y somnolencia patológica

 

En el blog anterior, ya os hemos explicado que tener sueño durante el día no es normal, pero sí que hay algunas situaciones en las que podemos tener la sensación de que nos viene un poco de sueño, esto sería normalmente durante la siesta.

Hoy en día sabemos que nuestro reloj biológico es el responsable de que durmamos de noche y estemos despiertos de día. El cerebro necesita dormir dos momentos en 24 horas. El primer momento es el momento más largo, que va entre las 10-11-12 de la noche hasta las 6-7-8 de la mañana, esto sería el periodo de sueño largo normal. Pero después sabemos que unas 8 horas después de habernos levantado el cerebro tiene una pequeña necesidad de sueño, es decir que en este momento tendríamos esta pequeña somnolencia que llamamos fisiológica, (esto es la siesta). Normalmente se sabe que son 8 horas después de habernos levantado, si nos hemos levantado a las 6 AM, ésta sensación o ganas de hacer la siesta nos vendrá sobre las 2 del medio día, si nos levantamos a las 8 AM nos vendrá sobre las 4 de la tarde.

Mucha gente piensa que ésta somnolencia de la siesta es por la comida, y no es verdad, en realidad lo que ha hecho la cultura anglosajona, (los ingleses básicamente), han inventado los estimulantes para este momento de sueño fisiológico o sueño natural, por eso ellos se toman el café o han inventado el uso del café y el té entre las 4 y las 5 de la tarde. Nosotros, los latinos, en cambio, que seguimos  más las indicaciones de nuestro cuerpo, lo que hacemos es hacer la siesta. Ésta siesta, cómo explicaremos después, tiene que ser corta, (máximo de 20 minutos), que es lo que dura nuestro sueño superficial, (la primera fase de sueño). Si nosotros hacemos la siesta más larga y sobre todo la hacemos si vamos cortos de sueño, si no hemos dormido o necesario la noche anterior, entonces tenemos tendencia a hacer una siesta demasiado larga, porque tenemos sueño, y entramos en un sueño profundo, éste sueño profundo, cuando nos despertamos es lo que hace que tengamos la sensación de que ésta siesta no nos ha servido de nada.

Por otro lado sí que existe una somnolencia patológica, es decir una somnolencia que hace que la persona esté incapacitada para realizar su trabajo habitual, y ésta sería debida normalmente a enfermedades como el Síndrome de Apnea del sueño o la Narcolepsia. Enfermedades que explicaremos más adelante.

Introducción a la somnolencia

 

 

¿Qué es la somnolencia diurna?, ¿Qué quiere decir tener demasiado sueño durante el día? A muchas personas les es muy difícil saber si realmente tienen sueño o no tienen sueño durante el día. Muchos te dirán “No, no, yo no tengo sueño porque como me muevo tanto, hago tantas cosas, voy arriba y abajo, no paro nunca, con lo cual no tengo tiempo para tener sueño durante el día” esta percepción es errónea, tenemos que plantearnos la pregunta de otra manera, para saber si tenemos somnolencia diurna deberíamos preguntarnos, ¿En ausencia de estímulos que nos mantengan alerta, me viene el sueño? si nos llega la somnolencia en momentos en que estamos quietos, sin actividad física, o realizando una tarea sin mucho interés, si en éste momento tenemos aquella sensación de sopor, tenemos aquella sensación de ñoña, esto es somnolencia diurna.

Esta somnolencia diurna puede ser patológica, porque si realizamos por ejemplo actividades rutinarias como puede ser conducir, como puede ser copiar algún texto en el ordenador que sepamos muy bien cómo realizar, cometeremos muchas más faltas precisamente por no estar concentrados debido a ésta ‘ñoña’, a esta somnolencia diurna. Tener sueño durante el día no es normal, tener sueño durante el día es la consecuencia de dos cosas, o de dormir poco o bien de que nuestro sueño no es adecuado o reparador, (no es lo mismo dormir, que dormir con un sueño reparador). Podemos dormir a veces con la sensación de que no nos hemos despertado, pero en cambio nos despertamos al día siguiente con una sensación de que el sueño no ha sido reparador, esto es porque no hemos profundizado en el sueño. La otra situación es la de aquella persona que duerme 3 horas o 4 horas y que lógicamente al día siguiente estará hecha polvo. Esto os lo explicaremos mucho mejor también cuando hablemos de las horas que necesitamos dormir cada una de las personas, porque si no dormimos bien tendremos esta somnolencia.

Existen otras somnolencias más patológicas, son las que van asociadas a algunas enfermedades, por ejemplo las personas que tienen apneas, tienen mucha somnolencia durante el día o las personas que sufren de narcolepsia

 

Conceptos del sueño normal, ritmos circadianos III

Photo by Plush Design Studio on Unsplash

 

Os explicábamos que nuestro reloj biológico, (que es este grupo de células que está en nuestro cerebro y se llama núcleo supraquiasmatico del hipotálamo), es el responsable de hacernos dormir de noche y estar despiertos de día, es decir es el responsable de nuestro ritmo circadiano, (y  circadiano significa cerca de 24 horas), es el ritmo de sueño-vigilia. También os decíamos que éste reloj necesita que le den cuerda, es decir necesita informaciones para saber cuando tiene que dormir y cuando tiene que estar despierto. Os hablábamos que la luz es una de las más importantes situaciones que ayuda a este reloj a dormir bien y a estar bien despierto, pero hay otras, por ejemplo los horarios sociales, los horarios de comida, todo esto son informaciones que vienen de fuera, (es decir de nuestro exterior), que ayudan  este reloj biológico a funcionar correctamente.

Si os fajáis y pensáis un poco, veréis que este reloj tiene unas horas o se indica en algún momento que tiene hambre por ejemplo, que tenéis hambre, la gente te puede decir bueno pues yo tengo hambre alrededor de la 1 del medio día y después tengo hambre a las 8 de la tarde, esta gente es una gente normal y otros te dirán que tienen hambre a las 3 de la tarde y otros a las 10 de la noche, también son gente normal, pero ésta necesidad de comer también viene determinada por otro relojes que también tenemos en nuestro cuerpo, que también son ritmos circadianos, es decir que ayudan a que todo nuestro organismo funcione adecuadamente.

Hoy en día sabemos que las personas que no guardan unas rutinas tanto de acostarse como de levantarse, y sobre todo las personas que no utilizan la luz de una forma adecuada, son personas que tienen problemas del sueño. Cuando hablamos de luz nos referimos básicamente,  (hoy en día), a la luz que emiten las redes sociales, o concretamente la tablet, el móvil, el ordenador, la tele, estos aparatos que son evidentemente muy útiles para muchas cosas, tienen un efecto negativo importante y es la luz que producen. Esta luz es una luz fuerte, una luz azul muy parecida a la luz que tiene el sol por la mañana, y sabemos hoy en día, porque tenemos trabajos científicos que nos lo dicen, que la utilización del móvil, simplemente para mirar los últimos mensajes a última hora de la noche, lo único que hace es retrasar el inicio de nuestro sueño. Esto os lo explicaremos más detenidamente cuando hablemos de las medidas higiénicas de sueño.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish