El sueño en las personas invidentes

 

Photo by Becca Schultz on Unsplash

 

Como hemos explicado muchas veces, la luz es imprescindible para que el cerebro sepa que tiene que dormir de noche y estar despierto de día. La luz es el informador más importante que recibe nuestro cerebro. Sabemos que cuando se hace oscuro el cerebro empieza a fabricar una sustancia que se llama melatonina, que es imprescindible para poder dormir. En cambio, cuando aparece el sol por la mañana y la luz penetra por los ojos, le indica a nuestro cerebro que deje de fabricar melatonina. Esto, evidentemente en las personas invidentes no sucede y esto les provoca problemas con el sueño.

No es lo mismo las personas que son invidentes de nacimiento, es decir que nunca han recibido luz en sus ojos, ya que éstos pueden tener graves problemas de sueño, porque no tienen un indicador que les diga cuándo es hora de dormir o de estar despierto, en este caso sólo existen los sincronizadores sociales, es decir ‘la hora de dormir’, lo que pueden hacer, horarios de trabajo, hobbies etc. Indicadores que muestran que la gente que puede ver bien está durmiendo y la gente invidente por consecuente tiene que dormir en este momento del día. En estas personas que nunca han visto la luz es importante que les podamos ayudar con melatonina. Les damos melatonina a la hora en que queremos que el sueño aparezca, es decir, a partir de 2-3 horas antes de la hora de acostarse, les damos melatonina para que puedan, de alguna manera, dormir correctamente.

Otra cosa es las personas que han visto luz pero por culpa de un accidente o por cualquier otra enfermedad dejan de ver la luz, entonces estas personas tienen un ritmo de sueño un poco distinto aunque también se van a beneficiar del uso de la melatonina.

Por último hay otras personas que sí pueden recibir luz a través de sus ojos, aunque no sea total, pero en estos casos lo que hay que hacer es aplicarles luz externa durante el día, es decir por la mañana utilizar cualquier de estos sensores o gafas que tenemos hoy en día, que dan luz a los ojos para que el cerebro sepa que tiene que estar despierto, y después por la noche, aplicar una luz más cálida o color naranja para que su cerebro pueda ver que tienen que empezar a dormir.

De todas maneras lo más importante es entender que a las personas invidentes les podemos ayudar con el uso de la melatonina a mejorar su sueño.  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish