Curiosidades sobre el descanso (II)

Seguimos con la celebración del 30 aniversario de la Clínica del Sueño Estivill y para celebrarlo, queremos compartir con vosotros más curiosidades sobre el sueño que hemos aprendido a lo largo de estos treinta años.

11. Hace 30 años apenas había lugares donde acudir cuando teníamos un problema con el sueño. Actualmente, en la mayoría de clínicas y hospitales de España hay prestigiosas Unidades de Sueño.

12. Hace 30 años no había médicos dedicados exclusivamente a todas las patologías del sueño. Actualmente hay médicos con el título de Especialista Europeo en Medicina del Sueño que atienden todas las patologías relacionadas con el dormir y sus consecuencias.

13. Hace 30 años se pensaba que las “curas del Sueño” eran necesarias para tratar el insomnio. Hoy en día sabemos que solo son una técnica usada por los psiquiatras para tratar graves problemas en sus pacientes con enfermedades mentales.

14. Hace 30 años no dábamos importancia a tener buenas rutinas antes de acostarnos. Hoy en día sabemos que el sueño se prepara, no viene de golpe y que son necesarias rutinas estables para conseguir un sueño reparador.

15. Hace 30 años no conocíamos que efectos tenía la luz sobre nuestro organismo. Hoy en día sabemos que la luz es la información principal que utiliza nuestro cerebro para saber cuándo tenemos que dormir y cuando tenemos que estar despiertos.

16. Hace 30 años empezábamos a conocer los efectos beneficiosos de la Melatonina Hoy en día sabemos que es la principal hormona, que fabricamos cuando se va la luz solar, e indica al cerebro que tiene que dormir.

17. Hace 30 años apenas utilizabamos la Melatonina como tratamiento para algunas patologías del sueño. Hoy en día es un complemento muy utilizado en las Unidades del Sueño ya que tiene un efecto hipnótico y regulador de nuestro ciclo vigilia-sueño.

18. Hace 30 años apenas se hablaba de Cronobiologia, la ciencia que estudia los ritmos biológicos. Hoy en día conocemos los estímulos cronobiológicos imprescindibles para dormir bien: la luz-oscuridad, la temperatura corporal y las rutinas diarias.

19. Hace 30 años no pensábamos que los adolescentes pudieran dormir mal. Hoy en día sabemos que tienen alteraciones específicas del dormir, como el síndrome de fase retrasada de sueño.

20. Hace 30 años pensábamos que dormir una siesta era costumbre mediterránea o de áreas rurales. Hoy en día sabemos que es una necesidad del cuerpo, para completar las 8 horas nocturnas que precisa un adulto.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
en_USEnglish
es_ESSpanish en_USEnglish