Exposición lumínica en ancianos con demencia

Exposición lumínica en ancianos con demencia
Desde la Fundación Estivill Sueño iniciamos el curso con un nuevo proyecto de investigación basada en la exposición lumínica en ancianos con demencia con el objetivo de mejorar su calidad de sueño. 

En el presente proyecto promovemos el cuidado de nuestras personas mayores, quienes están sufriendo tanto en la situación actual de pandemia, por su vulnerabilidad. El confinamiento les impide salir al exterior de manera habitual, lo que reduce substancialmente su actividad, y la exposición a la luz natural. Esto desencadena una desregulación de sus biorritmos.

La luz es la señal externa mas importante que sincroniza la segregación de Melatonina, la hormona que nos avisa que es hora de dormir. Por la mañana, la exposición de luz reduce esta hormona y nuestro cuerpo se prepara para estar en alerta durante el día. La falta de regulación de la melatonina como ritmo circadiano (es decir con un ritmo repetitivo cada 24h), provoca un desorden de los horarios de sueño y su profundidad y capacidad reparadora.

En el caso de las personas mayores con demencia, tienen una arquitectura de sueño mayormente superficial, con fragmentación y dificultad de conciliación. Sus ritmos circadianos son mas débiles. Pero si añadimos unos hábitos incorrectos, agravamos todos los síntomas de este insomnio.

En este grupo de población es especialmente perjudicial una falta de descanso, un descanso que necesitan para tener un buen día, que se nota en su bienestar y en toda la sintomatología asociada a la demencia.

Es por ello que en el presente proyecto queremos aplicar la Luminoterapia, como intervención para la mejora de este sueño, un sueño que necesitan para estar mejor durante el día. Por esto:

  1. Estudiaremos su sueño mediante Actigrafía (un reloj que mide la actividad durante el día y la noche para predecir el sueño)
  2. Aplicaremos Luminoterapia 40 minutos al día durante 3 semanas, mediante un dispositivo a modo de gafas. En este caso, una aportación desinteresada de GoAYO.
  3. Mediremos los efectos terapéuticos de nuevo al cabo de 3 semanas para ver si ha habido cambios en la actividad diurna-nocturna y sintomatología derivada de las enfermedades o deterioros cognitivos. Mediremos:
  • Sueño
  • Horarios regulares de su sueño
  • Somnolencia durante el día
  • Ansiedad
  • Agitación

Con este proyecto continuamos en nuestra línea de trabajo potenciando terapias no farmacológicas que contribuyan en una mejor calidad en la vida de las personas mayores.

 

CORTISOL: MITOS Y VERDADES DEL CORTISOL

El cortisol, es una hormona esteroide, más específicamente un glucocorticoide que es secretado por las glándulas suprarrenaleses, esta hormona es conocida como la hormona del estrés. Nuestro organismo fabrica cortisol para ayudarnos a enfrentarnos a las situaciones emergencia. 

Actualmente hay un gran debate, sin base científica real, acerca del tratamiento del insomnio infantil y el cortisol.

El insomnio infantil es una perturbación del sueño que afecta entre un 20%-30% de la población infantil hasta la edad preescolar (datos similares en diferentes estudios de diferentes culturas) y que se caracteriza por un sueño dificultado e independiente y/o frecuentes despertares durante la noche con la imposibilidad de volver a dormir sin ayuda externa. También se produce en forma de resistencia del menor a dormir por la noche en la hora estipulada o en una combinación de ambos problemas. Aunque la etiología del problema es multifactorial, en el 90% de los casos la causa es del tipo conductual y por tanto, el trato de la primera elección consistirá en la aplicación de las normas de conducta.

A pesar de la controversia que existe (sin base real) de los supuestos efectos secundarios que provocan los métodos conductuales diseñados por la resolución del insomnio infantil, un nuevo trabajo realizado por en la Universidad Flinders, en Australia (School of Psychology, and Department of Nutrition and Dietetics, Public Health and Health Promotion, SA Health, Department of Psychiatry, and School of Paediatrics and Reproductive Health, and Women’s and Children’s Health Network, Flinders University, Adelaide, South Australia, Australia), y publicado por la revista Pediatrics, demuestra nuevamente que estos tipos de tratamientos son altamente eficaces y no provocan efectos secundarios.

En concreto, los investigadores estudiaron los niveles de cortisol (marcador biológico del estrés), el grado de bienestar emocional y los problemas de conducta mediante diferentes instrumentos psicométricos y la cantidad y la calidad del sueño utilizando registros actimétricos en tres grupos diferentes. Al primer grupo de niños, se los trató con el ‘método de extinción gradual’, al segundo con el método que se llama ‘bedtime fading’ y al tercer grupo, grupo de control, no se le hizo ningún tratamiento específico.

Los resultados fueron definitivos: en los dos primeros grupos (grupos con tratamiento) el nombre de despertares, la latencia del sueño y el tiempo total de sueño mejoran de manera espectacular comparados con los del grupo de control, es decir, se confirma una vez más la eficacia del tratamiento conductual.

Así pues, la conclusión más novedosa de este estudio es que, el nivel de estrés (medido con la determinación de los niveles de cortisol en saliva) era significativamente menor en los niños tratados que en los niños del grupo de control, además de mostrar en los 2 primeros grupos un mayor bienestar emocional y menores problemas de conducta.

 

¿POR QUÉ DORMIMOS?

Durante años hemos pensado que dormir es perder el tiempo y nos hemos preguntado ¿Por qué dormimos? Hoy la ciencia nos permite responder a parte de esta pregunta.

Dormimos para poder estar despiertos así como estamos despiertos para poder dormir. El estado de vigilia se genera durante el sueño y el estado de sueño se genera durante la vigilia. La ciencia y la experiencia han demostrado que el dormir es una actividad absolutamente necesaria para el ser humano, pero nadie ha sido capaz de explicar por qué pasamos tanto tiempo en este estado.

Lo único cierto es que si intentamos suprimir el sueño de forma continuada, aparecen alteraciones en nuestro organismo que nos conducen irremisiblemente a la muerte.

Algunos individuos creen que ellos no duermen nunca. Lo que les sucede, sin embargo, es que entran en pequeños episodios de somnolencia que se denominan microsueños. Así, aunque tienen la sensación subjetiva de no dormir, estos períodos pequeños de descanso les son suficientes para no morir.

Muchas personas aún creen que «dormir es perder el tiempo». Acuden al médico para pedirle algún sistema o algún fármaco para no tener sueño después de haber dormido sólo tres o cuatro horas. La inconsciencia y la ignorancia se hallan en la base de esta creencia. El proceso de vigilia se genera durante el sueño. Nuestro cerebro, a partir de distintos procesos bioquímicos que tienen lugar durante la noche, es capaz de estar despierto durante el día. Si no damos tiempo al cerebro para que se produzcan estos procesos —sería el caso de dormir menos de siete horas—, al día siguiente padeceremos las consecuencias. Pero aunque sabemos todo esto, no podemos responder claramente a la pregunta ¿Por qué dormimos?

Sabemos que durante nuestro sueño es como si se recargaran «las pilas» que nos mantienen despiertos durante el día.

También está muy extendida la idea de que se puede dormir tres o cuatro horas entre semana y «recuperar» el sueño perdido durante el fin semana. Es como si dijéramos que podemos comer una naranja diaria durante cinco días y después desayunar, comer y cenar cinco veces el sábado y el domingo «para recuperar». Sí que es verdad que, si dormimos poco entre semana, dormiremos más el fin de semana,

Seguimos investigando sobre el sueño para poder responder a la pregunta ¿Por qué dormimos? y a otras que rodean el misterio del sueño pero no por ello dejaremos de sufrir las consecuencias de dormir poco los días laborables.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish