Uso de melatonina en niños

Muchos pacientes, conocidos o incluso en redes sociales, me preguntan sobre el uso de la melatonina en los niños.

Hoy en día existe la posibilidad de comprar melatonina en gotas para ayudar a los niños a dormir.  Esta facilidad de obtener la melatonina en cualquier farmacia ha llevado a que los papás y mamás hayan generalizado su uso.

Así que nos parece muy importante explicar que el uso de melatonina solamente y como único tratamiento del problema del sueño en bebés y niños, no es suficiente.  Solamente se debe usar como complemento de unas normas conductuales adecuadas para el sueño.

Es evidente que parece más fácil dar unas gotas al pequeño, que enseñarle unas rutinas pre- sueño que le ayudaran para siempre a dormir bien. Estas rutinas o nomas, que recomendamos desde hace muchos años, son las mismas que aconsejan la Sociedad Americana de Pediatría entre otras organizaciones médicas y científicas.

Nuestra recomendación es que el uso de melatonina no se realice sin antes consultar con el pediatra.  Es necesario explicar la situación y las causas del insomnio infantil correspondiente. Esto es muy importante porque la mayor causa del insomnio infantil es la falta de estas normas conductuales.

Si hay una causa médica, como por ejemplo una otitis o una intolerancia, la melatonina no va a servir para su descanso.

Es muy importante entender que el uso de melatonina en niños debe ser siempre consultado con un pediatra que conozca las causas del insomnio. También es importante saber que se debe usar como complemento a las normas de sueño para que este fácil acceso no nos lleve a un mal uso de la melatonina con los niños.

Vamping

 

Vamping es el nombre que se le ha dado al uso de las tecnologías (móvil, tablet, ordenador) antes de irse a dormir o durante la noche. El nombre es la combinación de las palabras vampire, alegando a la actividad nocturna de los seres fantásticos, y texting que se refiere a escribir mensajes de texto a través de los dispositivos electrónicos.

Los adolescentes son los principales practicantes del Vamping y la primera consecuencia es la de restar horas de sueño en una edad en la que dormir 9 horas diarias debería ser indiscutible.

Más de la mitad de los niños entre 8 y 12 años ya tienen móvil, el dato aumenta considerablemente a partir de los 12 en adelante. Es habitual que los jóvenes pasen parte del horario nocturno sociabilizándose a través de los dispositivos, haciendo búsquedas en internet sobre sus intereses o accediendo a contenidos de entrenamiento como pueden ser series o canales de you tube.

Son varias las razones por las que los adolescentes practican vamping: falta de tiempo durante el día, intimidad para relacionarse o consumir contenidos que les interesa, necesidad de sentirse parte de un grupo…

Los efectos para nuestra salud son varios, pero el más directo es el de dormir pocas horas con las consecuencias que eso supone.

Ya hemos advertido muchas veces que la luz azul de onda corta que emiten los dispositivos electrónicos inhibe la producción de melatonina la hormona del sueño. Al no generar la melatonina aparece el insomnio o lo que llamamos fase retrasada del sueño, entre otros problemas que podrían agravarse.

Claves para tener un buen día

 

Hoy hablamos de claves que nos permiten tener un buen día. Dormir bien es esencial para tener un buen día, esto parece que todos lo hemos experimentado alguna vez, levantarse con aquella sensación de haber descansado. Pero lo que a veces no sabemos es que tener un buen día también es vital para tener un buen descanso, y así es como un pez que se muerde la cola.

 

Hoy queremos compartir con vosotros algunos tips que seguro que harán que tu día sea genial y llegues a la noche preparado para disfrutar de un sueño reparador:

 

✔Levántate siempre a la misma hora, sin importar a qué hora te metiste en la cama la noche anterior. No te quedes calentando la cama. Una vez te hayas despertado, tu cerebro estará satisfecho y no necesitara dormir mas. Aunque te sientas cansado, el cerebro precisa mensajes claros y rutinas para mantenerse en hora. Ya tendrás un momento durante el día para reposar.

 

✔Antes de levantarte, desperézate, sin inhibiciones y hasta con ruidos. Estira los músculos y las articulaciones, que han estado prácticamente inmóviles durante la noche. Luego, siéntate

en el borde de la cama durante unos minutos. Los cambios bruscos de posición pueden provocar mareos. Si tomas alguna medicación en ayunas, déjala preparada en la mesita de noche

y tómatela. Ahora ya te puedes levantar.

 

✔Deja entrar la luz. Corre las cortinas de toda la casa y permite que se ilumine con luz natural. Tus ojos se han acostumbrado a la oscuridad durante la noche, lo que favorece el sueño, pero

eso es contraproducente para el despertar. Tras unos minutos tus ojos y tu cuerpo se acostumbraran a la luz.

 

✔Desayuna bien. El desayuno le proporciona combustible al cuerpo y al cerebro después de un ayuno nocturno.

 

✔Haz ejercicio, si es posible, por la mañana, si no lo es, procura que sea dos o tres horas antes de acostarte por la noche para evitar causar el efecto contrario.

 

✔Evita la cafeína y las bebidas estimulantes después del mediodía

 

✔Evita el alcohol y el tabaco

 

✔Modera la comida de la cena: si comes mucho a la hora de cenar, espera unas horas antes de irte a dormir. Lo ideal, sin embargo, es cenar poco para dormir mejor.

 

✔Relájate al final del día, pon horario a tu móvil, ordenador y a los asuntos de trabajo en general. Hay un horario para estar a tope, y otro para desconectar.

 

Dormir es nuestro taller de reparación, si no dormimos bien, no podremos disfrutar del día y de todo lo que nos pasa cuando estamos despiertos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish