¿POR QUÉ NECESITO DORMIR?

 

Photo by Adi Goldstein on Unsplash

 

Mucha gente todavía piensa que dormir es perder el tiempo, pero ya hemos dicho, muchas veces, que es una función vital que nuestro cerebro realiza durante la noche y es la más importante que realizamos a lo largo de nuestra vida.

Las personas que duermen poco o duermen mal tienen claras consecuencias diurnas, se pueden quejar de falta de concentración, de pérdida de memoria, cansancio e irritabilidad, y todo esto lo van notando porque normalmente al final del día, llegan a un estado de cansancio, de mal humor que hace que tengan un mal vivir. Dormir es básico y no podemos, de ninguna manera, menospreciar el sueño, de hecho todas las especies animales duermen e incluso se sabe que las plantas también cambian de estado entre el día y la noche, por lo tanto es importantísima esta función del sueño, que funciona a modo de reparación y restitución de lo gastamos durante el día y también de memorización.
Mucha gente y sobre todo los jóvenes piensan que dormir es perder el tiempo, porque hay muchos Whatsapps para contestar y muchos Intragrams que subir, con lo que utilizamos el tiempo para este tipo de cosas y lo sacamos de una actividad primordial que es el sueño. De hecho la sociedad actual, al estar sometida a muchos estímulos externos, hace que alarguemos las horas de vigilia y lógicamente tengamos menos horas para descansar, pero tenemos que hacer énfasis, y sobre todo los expertos tenemos que explicar muy bien que es mucho más importante dormir que cualquier otra actividad que realicemos al día siguiente, porque sin dormir no podríamos estar despiertos, por lo tanto el rendimiento escolar, el rendimiento físico, el rendimiento intelectual están totalmente ligados a un buen descanso.

Tenemos que hacer énfasis en enseñar a dormir a los niños desde pequeños, insistir a los adolescentes para que duerman las horas necesarias, recordar a los adultos que deben dormir las horas que les toca y la gente mayor que tienen que dormir los horarios necesarios.

¿QUÉ PASA MIENTRAS DORMIMOS?

 

Foto de mujer creado por freepik – www.freepik.es

 

Dormir es como bajar los peldaños de una escalera. El primer peldaño es la somnolencia o esa sensación de ñoña que nos invade, por ejemplo, cuando estamos mirando la tele; esto vendría a ser lo que llamamos la fase 1 del sueño. Después de unos minutos llega la Fase 2, es decir bajamos otro peldaño. Correspondería a un sueño más superficial pero ya es un sueño adecuado que nos puede dar buena sensación de descanso, después de unos minutos caemos ya a la fase 3 de sueño, (fase profunda del sueño), aquí es donde el cerebro está trabajando ya reparando algunas causas que durante el día hemos gastado, o mejor dicho algunas cosas que durante el día hemos gastado como por ejemplo la fuerza, el desgaste físico, alteraciones en la piel.. Todo esto lo regeneramos mientras dormimos en este peldaño del sueño. La fase 3 es lo que llamamos el sueño lento, aquí es donde producimos la hormona del crecimiento que a los niños les hace crecer, pero a los adultos les da la posibilidad de reparar los tejidos, es decir,  la piel va cambiando desde que nacemos hasta que nos morimos, y el momento de máxima reproducción de la piel se produce mientras estamos dormidos en sueño profundo, por eso las personas que duermen poco o duermen mal, tienen ojeras y es la consecuencia de que no ha  habido una buena reparación de lo que llamamos los tejidos de nuestro cuerpo. También en esta fase el cuerpo se relaja, está tranquilo, tenemos una respiración natural, y es cuando nos dicen que ‘dormimos como un niño’. Después de aproximadamente una hora o hora y media, entramos en una nueva fase a la que llamamos fase REM (que explicaremos concretamente en un apartado específico porque tiene unas características muy interesantes).

Por lo tanto, hay que recordar que dormir es como bajar los peldaños de una escalera, el primer peldaño sería el inicio o sueño más superficial, el segundo peldaño sería el sueño profundo y el tercer peldaño sería el sueño REM. El conjunto de estas tres fases dura aproximadamente entre 1 hora y 1 hora y media o 2 horas, y le llamamos un ciclo de sueño, durante la noche repetimos 4 o 5 ciclos de sueño en función de las horas que dormimos, por lo tanto es importante cuando dormimos poder entrar en todas las fases de sueño para tener un sueño el máximo de reparador.

¿POR QUÉ DORMIMOS?

 

 

 

Dormir es una actividad imprescindible para poder estar despiertos, es decir, vivir. Nadie puede vivir sin dormir adecuadamente, es más, una persona puede aguantar hasta aproximadamente 2-3 semanas sin comer y sin beber, pero solamente se puede aguantar 7 días sin dormir. De hecho, se han realizado estudios (evidentemente no en humanos, sino en animales; concretamente ratones) donde se les ha mantenido en una actividad continua durante varios días. A partir del sexto-séptimo día estos animales entran en un proceso de confusión y alteraciones metabólicas que les lleva  a la muerte. Por lo tanto podemos definir y asegurar que dormir es la actividad más importante que realizamos a lo largo de nuestra vida. Dormimos 1/3 de ésta, es decir, si llegamos a los 90 años habremos dormido 30 años de nuestra vida.

Dormir no es perder el tiempo, porque mientras dormimos se producen funciones importantes en  nuestro cerebro, que son principalmente la reconstrucción de todo lo que hemos gastado durante el día, y la memorización de lo que hemos aprendido en éste mismo. Hay una frase muy conocida que dice ‘Lección dormida, lección sabida’, y significa que todo lo que aprendemos durante el día lo memorizamos durante la noche. El cerebro no puede aprender nada mientras está dormido, todos estos artilugios y sugerencias de aprender cosas durmiendo como por ejemplo idiomas, en estos anuncios de ‘póngase un cassette que aprenderá ruso mientras duerme’, son mentira, no es cierto.

Científicamente sabemos que el cerebro cuando duerme realiza otras cosas, más importantes que aprender, concretamente consolida la memoria y por eso cuando necesitamos recordar lo que hemos aprendido durante el día es imprescindible haber dormido bien la noche anterior, esto es muy importante para los estudiantes sobretodo, y también para todas aquellas personas que realicen funciones intelectuales, que necesiten de alguna manera consolidar memorias para poderlas utilizar al día siguiente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish